LO ÚLTIMO

La máquina que convierte el aire en agua

7 abril, 2017

Este nuevo invento  acelera el proceso natural del ciclo del agua, captura las micro partículas que se encuentran en el aire para condensarlas, forma una nube y puede “hace llover”.

La empresa FreshWater creó una máquina que permite convertir el aire en agua. “Es una solución doméstica. Esta tecnología no es inventada por nosotros. La innovación es cambiar el esquema de cómo producir agua de manera simple para llevarla a zonas remotas y costo social de poco más de US$300″, dijo Héctor Pino, uno de los inventores de la compañía de origen chileno.

De hecho según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un total de 748 millones de personas no tienen acceso a agua potable de forma sostenida en el mundo y unos 1 800 millones más usan una fuente que está contaminada.

Ante este panorama la empresa ha logrado brindar su servicio en 20 comunidades al norte de Chile otorgando agua a casi 200 400 personas. “La mentalidad siempre fue implantarse en el norte de Chile. Tenemos sistemas en el Tarapacá, Coquimbo, Atacama, Antofagasta o algunas comunidades aimaras. Nuestro objetivo es seguir expandiéndonos y doblar el número de gente a la que alcancemos para el año que viene”, indicó Pino.

FreshWater no solo se limitará a brindar su servicio en Chile, “si en Chile hay 200.000 personas con problemas para acceder al agua, en toda Latinoamérica hay 34 millones. Queremos ir a El Chaco (provincia argentina fronteriza con Paraguay) que aunque tiene selva no tiene agua para tomar, y estamos trabajando con la cancillería colombiana para implantar el sistema en La Guajira, región del norte de Colombia”, añadió el inventor.

Más inventos

En Perú también se han presentado inventos similares como fue el caso del panel publicitario de la Universidad de Ingenería y Tecnología (UTEC) que generaba agua potable a partir la humedad.

También existen las llamadas “atrapanieblas”, creadas por el  Movimiento Peruanos sin Agua, que capturan la niebla mediante mallas colocadas en los cerros. La humedad se queda en las mallas y se convierten en gotas que caen sobre una canaleta que las conduce hacia un reservorio donde se almacena agua que servirá para riego o consumo humano previo tratamiento.

 

Fuente: Efe Verde/ Ecoinventos/ Clima de cambios.

 

 

 

 

También te puede Interesar:

Noticias Relacionadas